VERSÍCULO DEL DÍA: Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Salmo 126:5.